martes, 23 de agosto de 2016

Pasta estilo One pot


El mundo de la gastronomía no se libra de la llegada de modas, algunas útiles y que llegan para quedarse por mucho tiempo, otras totalmente inútiles y que pegan un periodo de tiempo y se olvidan igual de rápido... como la de cocinar en el lavavajillas (moda que no pude comprender nunca). La que hoy os traigo es tendencia en la mayoría de blogs americanos de culto y creo que esta si que se quedará por mucho tiempo, no sólo por que ahorra tiempo y cacharros para limpiar, si no que además está buenísimo y es super versátil.


Se trata de la cocción denominada "ONE POT" que literalmente siginifica "una olla", es decir que todos los ingredientes se cocinan en un mismo recipiente y por regla general todos a la vez. Ya hay muchas recetas que se hacen así, pero la moda ha llegado para platos como la pasta, en los que estamos acostumbrados a cocinar la salsa por separado.

En el estilo One pot, se introducen prácticamente todos los ingredientes al mismo tiempo con el consiguiente ahorro de tiempo, además de hacer la receta apta para el más principiante de los cocineros. El truco, según he ido probando es que los ingredientes de "la salsa" ocupen más o menos la mitad de la olla, mientras que la pasta sea la otra mitad. Nosotros os proponemos una receta con verduras y algo de bacon, pero os recomiendo que probéis con otros muchos ya que admite todos los que queráis.


- INGREDIENTES:

   2 tazas de pasta
   1/2 calabacín
   6 champiñones grandes
   100 gr de bacon en tiras
   2 cucharadas de tomate frito
   50 ml de nata para cocinar
   2 taza de caldo de verduras
   1 taza de agua
   1 cucharilla de orégano
   1 taza de queso rallado

- ELABORACIÓN: 

Cortamos el calabacín en dados pequeños, los campiñones en seis trozos.

En una olla ponemos la pasta, el calabacín, los champiñones, el bacon, el orégano y la salsa de tomate. Añadimos entonces el caldo y el agua (lo justo para que sólo queden cubiertos los ingredientes) y ponemos a fuego alto. Cuando ya esté casi consumido el caldo, añadimos la nata y dejamos cinco minutos más a fuego medio.

Añadimos entonces el queso. Removemos bien y apagamos. Dejamos que el queso se derrita con el calor antes de servir caliente.

- MARIDAJE: 

Un blanco afrutado y fresco será perfecto para este rico plato de pasta.

- COSTE: barato.
- DIFICULTAD: fácil.
- TIEMPO: 20 minutos. 
- CALÓRICO: perfecto plato único para un día a la semana.